Mujer indígena nahua de Jalisco será candidata presidencial

Por: Oscar Ukeme / Wixárika.MX
Chiapas – 30/May
. El pasado 27 de mayo el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) designaron a María de Jesús Patricio Martínez como su vocera del Consejo Indígena de Gobierno y su candidata presidencial para el proceso electoral del 2018.

La forma en que buscará la presidencia de la república de México será mediante la candidatura independiente, por lo que necesitará más de 850,000 firmas ciudadanas en todo el país para hacer oficial su candidatura (el 1% del padrón electoral).

María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy” como también la conocen, tiene 57 años de edad y es madre de tres hijos, nació en la comunidad indígena nahua de Tuxpan, Estado de Jalisco. Actualmente dirige la Casa de Salud Calli tecolhuacateca tochan, espacio para el ejercicio y desarrollo de la medicina tradicional de su comunidad.

Representantes indígenas de 26 estados del país miembros del CNI entre ellos wixáritari (huicholes), han reconocido su trayectoria activa en foros y actividades del Congreso Nacional Indígena y el EZLN desde hace muchos años atrás, por lo que la han elegido como su vocera, como su candidata presidencial, y no es para más, pues los pueblos indígenas desde la conquista han padecido y sentido la discriminación de sus derechos políticos, los partidos políticos jamás los han tomado en cuenta, y si los toman en cuenta sólo es para postular a indígenas de conveniencia y continuar manteniéndolos en la opresión.

Sin duda alguna el simbolismo de ser mujer e indígena, y como candidata presidencial pondrá en México el tema del rezago y desigualdad que existe en el país, y sobre todo de la pobreza y marginación de la que han padecido desde hace cinco siglos los pueblos originarios.

Ofrecerá al mismo tiempo una reflexión de “UNIDAD” hacia los pueblos y comunidades que han sido divididos y utilizados por los partidos políticos, ya que los políticos sólo han usado a los indígenas como su banderín pero que al final se olvidan de sus planteamientos y necesidades.

Recordemos que alrededor del 15% de la población mexicana (entre 15 y 20 millones) es considerada indígena, las preguntas son: ¿los indígenas inmiscuidos en los partidos estarán dispuestos a apoyarla?, ¿las ciudadanas y ciudadanos indígenas apoyarán más a un partido político o esta nueva visión política desde los pueblos indígenas? ¿los mexicanos que no son indígenas apoyarán este proyecto?… en el camino andaremos.

Ya quisiéramos estar viendo a Marichuy en debate con los demás candidatos presidenciales sobre sus planteamientos de la desigualdad en este país, porque más que querer ganar, los pueblos indígenas quieren ser escuchados y tomados en cuenta, así que gane o pierda las elecciones, con el simple hecho de participar, eso ya es un éxito por sí mismo. #FirmaUKEME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *